Educación sexual

Carta publicada en el Diario de Navarra del 15.04.2005

+

Sr. Director:

LA ENSEÑANZA SEXUAL EN OTRO INSTITUTO

En el IES Basoko se les hace ir a todos los de 4º de ESO a un centro de "la mujer" para que les den educación sexual, pero los alumnos informan de que allí se les enseña que la sexualidad es el placer sin responsabilidad ni compromiso, el placer en la masturbación, el placer en el coito ya, pero con preservativo, buscando, eso sí, evitar los embarazos.

Como en el IES de Tafalla, pero haciéndoles ir a esos centros, que así tendrán usuarios aunque sean forzados. Se les impone ir a esas sesiones a los que han elegido la asignatura de religión católica. Se deshace la coherencia de la enseñanza. Se les deseduca contra su integridad, contra su conciencia, contra su libertad religiosa. Se les enseña la sexualidad fuera de lo que la hace humana: el amor irrevocable entre marido y mujer. La enseñanza sexual desconectada de la familia, desconectada de la afectividad. Contra la ley.

Luego, se nos hacen oír lamentaciones de que aumentan los embarazos de chicas solteras. Y se intensifican las campañas de incitación al uso del preservativo que producen esos embarazos. Porque los engañosamente llamados preservativos tienen "pequeños fallos", un 0'5% de fallos significa que de cada mil, quedarán embarazadas cinco; pero en diez veces, cincuenta. De donde deducen que hay que hacer más campañas para que el acto sexual, con preservativo, eso sí, lo hagan más escolares, más tempranamente y más veces. Como hay un incendio hay que echar de ese líquido, aunque se les advierta que es gasolina.

"Los hijos de madres solteras, separadas o parejas de hecho se duplican en cinco años". "Uno de cada seis niños nacidos en Navarra es hijo de una mujer no casada". (Diario de Navarra del 3 de octubre de 2004). Al comienzo de este curso. Y los abortos legales han pasado de 47.832 a 79.788 en diez años, aparte de los causados por la píldora abortiva.

Tanta obstinación en negar la evidencia, tanta obcecación en negar lo que es de razón natural y de simple decencia humana, sólo se explican porque sospechan que la ley natural procede del autor de la naturaleza y por la obsesión que tienen de rechazarlo y de rechazar a Cristo por ser Dios y a su Iglesia Católica por ser la Iglesia de Dios.

José Manuel Zubicoa Bayón,
Director del Departamento de Ciencias Sociales del Instituto Basoko de Pamplona