........Escritos 2022.....Escritos 2021....Escritos 2020 y anteriores.....Textos 2022-6 ...Textos 2022-5..... ...Textos 2022 ....Textos 2021....Textos 2020 y anteriores......Artículos.....Textos.....Enseñanzas pontificias.... ...INDEX
....Textos de Canals......decía Canals....Centenario de Canals (1922-2009).....Textos de Canals en Cristiandad de Barcelona.....Aportaciones urgentes a la teología de la historia...

....Centenario de Canals (1922-2009).....Textos de Canals en la revista Cristiandad de Barcelona....Textos de Canals......decía Canals....Aportaciones urgentes a la teología de la historia...Textos 2021.. ..Enseñanzas pontificias....INDEX.

.....Escritos 2021.......Escritos 2022......Textos 2022-5....Textos 2022-4........Textos 2022-2........Textos 2022-1

Textos 2022 - 3


«»

Adulescentulus et contemptus

«No menoscabar en nada la saludable doctrina de Cristo es una forma de caridad eminente hacia las almas» (Humanae Vitae, 29: AAS 60 (1968), 501).

Sobrenaturalizar al Papa

Sucede no pocas veces, respecto al Papa, Vicario de Jesucristo, que la vista se fija en demasía en el Vicario, en el hombre, y en sus ideas particulares, y con esto se olvida a Jesucristo y así no faltan los que suponen ilusoriamente que esas ideas particulares suplantarán o suplantan ya las doctrinas de la Iglesia. Siendo esta ilusoria y heterodoxa suposición la raíz común de los lefebvrianos, afines y similares, en todos sus grados, por un lado, y de los progres de dentro y fuera de la Iglesia por el lado contrario. Ambos lados sublevados contra la autoridad del Papa.

La solución del padre Orlandis es la idea del Reino de Cristo:

"En la idea del Reino de Cristo nos parece ver invertidos los términos. En el primer término se nos presenta Jesucristo viviente en su Iglesia, viviente en su representante en la tierra. Si así llegara a mirarse por todo el mundo al Vicario de Jesucristo, se le vería siempre sobrenaturalizado, más aún, divinizado.
Esta es la necesidad más urgente de nuestro tiempo: sobrenaturalizarlo todo, incluso el Romano Pontífice. Esta vida sobrenatural es la que trae consigo el Reinado de Jesucristo; ésta es la que implora sin darse cuenta la indigencia de nuestro tiempo, ésta es la que reclama el alma de nuestra sociedad" (
Sobre la actualidad de la fiesta de Cristo Rey. 1945).

-----------------------------

Semejanzas y diferencias de lefebvrianos y progres

La Iglesia Católica es la Iglesia que asume todos los Sagrados Concilios Ecuménicos incluido el Sagrado Concilio Ecuménico Vaticano II. Se equivocan doblemente los que no asumen las actas del Sagrado Concilio Ecuménico Vaticano II y llaman Iglesia católica a su lefebvriana organización. Una de esas equivocaciones es no asumir las actas del Sagrado Concilio Ecuménico Vaticano II: estas actas las firmó incluso el fundador de su organización, Mons. Lefebvre, antes de convertirse en lefebvriano. Su segunda equivocación es llamar Iglesia católica a su organización. Si quieren serlo deben asumir todos los Concilios ecuménicos, incluido el que ellos no asumen. Y todavía incurren en un tercer error al pretender negarle a la Iglesia Católica este nombre y carácter de Iglesia Católica, a base de denominarla Iglesia Conciliar y contraponerla a su propia organización a la que pretenden que le corresponde el nombre de Iglesia Católica por rechazar y no asumir las actas del Sagrado Concilio Ecuménico Vaticano II, como hacen los progres de todo tipo y gradación al falsearlas y suplantarlas por un inventado "espíritu del concilio".
Ambas equivocaciones coinciden en decir errónea o mendazmente que el Concilio Vaticano II es modernista; elogiosamente los progres de todo tipo y gradación; peyorativamente los lefebrianos, afines y similares, en todos sus grados. Ambos o yerran, o mienten y calumnian.

--------------------------------

"Lo necio del mundo lo ha escogido Dios para humillar a los sabios, y lo débil del mundo lo ha escogido Dios para humillar lo poderoso. Aún más, ha escogido la gente baja del mundo, lo despreciable, lo que no cuenta, para anular a lo que cuenta, de modo que nadie pueda gloriarse en presencia del Señor. A Él se debe que vosotros estéis en Cristo Jesús, el cual se ha hecho para nosotros sabiduría de parte de Dios, justicia, santificación y redención. Y así —como está escrito—: el que se gloríe, que se gloríe en el Señor".
(I Cor 1,27-31)

La intención habitual y la persona de la Iglesia entera
Se deduce, que análogamente, es válida nuestra oración,
aunque tengamos alguna distracción,
si tenemos la intención habitual de hacerla del todo bien

Documental completo sobre la Sábana Santa >>>
Poner, en buscar de YouTube, Adjema. Sábana Santa
https://www.youtube.com/?gl=ES&tab=r1

VERITATIS SPLENDOR.

Fides et ratio...

«La inteligencia no se limita sólo a los fenómenos, sino que es capaz de alcanzar con verdadera certeza la realidad inteligible, aunque a consecuencia del pecado se encuentre parcialmente oscurecida y debilitada». (Concilio Vaticano II: Gaudium et spes,15. Fides et Ratio, 82)

"La inteligencia, que nos ha sido dada por Dios, puede llegar a lo que esno sólo a significaciones subjetivas de lo que llaman estructuras, o de la evolución de la conciencia humana".
(San Pablo VI, Credo del Pueblo de Dios de 1968, nº 5)

La teología es inteligencia de la Revelación
(Concilio Vaticano II: Gaudium et spes,15. Fides et Ratio, 92)

La tergiversación del pensamiento de Karol Wojtyla-Juan Pablo II

«Tesis I. El sistema ético de Max Scheler resulta fundamentalmente inadecuado para la formulación científica de la ética cristiana... A causa de sus premisas fenomenológicas y emocionalistas, «no sirve» para su comprensión teológica, que resulta indispensable, puesto que se trata de fuentes reveladas que establecen un objeto de fe sobrenatural.

«Dichas premisas no permiten a Scheler captar ni objetivar la relación causal de la persona con respecto a los valores éticos. De este modo, la verdad fundamental de la ética cristiana, que proclama a la persona humana como causa eficiente del bien y del mal moral de sus actos, no puede ser captada ni objetivada mediante el sistema de Scheler.

«Tesis II. Aunque el sistema ético creado por Scheler no se adecue fundamentalmente para interpretar la ética cristiana, sin embargo, puede servirnos como «auxiliar» para un estudio científico sobre la ética cristiana.» (WOJTYLA, K., ‘Max Scheler y la Etica Cristiana’, pag. 206)

La identidad filosófica de Karol Wojtyla frente a la fenomenología de Max Scheler [y frente a otra falsificación]

Karol Wojtyla en la Universidad Católica de Lublin

EL PAÍS 3.04.2022 Reportaje | Así muere un colegio público en España. El cierre por falta de alumnos de una escuela en un barrio humilde de Mérida evidencia el problema de la caída de la natalidad en España

De una vez por todas: la superpoblación es un mito

-----------------

El Señor dijo a Moisés:
«Anda, baja de la montaña, que se ha pervertido tu pueblo, el que tú sacaste de Egipto. Pronto se han desviado del camino que yo les había señalado. Se han hecho un becerro de metal, se postran ante él, le ofrecen sacrificios y proclaman: “Éste es tu Dios, Israel, el que te sacó de Egipto”».
Y el Señor añadió a Moisés:
«Veo que este pueblo es un pueblo de dura cerviz. Por eso, déjame: mi ira se va a encender contra ellos hasta consumirlos. Y de ti haré un gran pueblo»
.

Moisés suplicó al Señor, su Dios:
«¿Por qué, Señor, se va a encender tu ira contra tu pueblo, que tú sacaste de Egipto, con gran poder y mano robusta? ¿Por qué han de decir los egipcios: “Con mala intención los sacó, para hacerlos morir en las montañas y exterminarlos de la superficie de la tierra”? Aleja el incendio de tu ira, arrepiéntete de la amenaza contra tu pueblo. Acuérdate de tus siervos, Abrahán, Isaac e Israel, a quienes juraste por ti mismo: “Multiplicaré vuestra descendencia como las estrellas del cielo, y toda esta tierra de que he hablado se la daré a vuestra descendencia para que la posea por siempre”».
Entonces se arrepintió el Señor de la amenaza que había pronunciado contra su pueblo.
(Ex 32,10-14)

-----------------------

«Uno de los acontecimientos revelados como futuros en la Sagrada Escritura es la aparición en su tiempo del hombre llamado del pecado, del Anticristo, supremo perseguidor de la Iglesia. En los tiempos de fe más viva preocupaba hondamente este hecho profetizado; ahora casi ha desaparecido del cuadro de las preocupaciones humanas».
(R. Orlandis, SJ:
Advertencia previa, 1 de mayo de 1945)

«La máxima urgencia para la teología de nuestro tiempo radica, nos parece, en la tarea de fundamentar una interpretación teológica del sentido de la historia. Debemos convencernos en primer lugar que la fuerza desintegradora de los errores sociales de la modernidad anticristiana consiste en aquel su carácter de reducción secularizada, gnóstico-ebionita, de la esperanza mesiánica enunciada por los dos Testamentos».
(Canals, El culto al Corazón de Cristo ante la problemática de hoy, CRISTIANDAD, enero 1970)

Plegaria de la Consagración al Inmaculado Corazón de María del 25 de marzo de 2022
"Madre de Dios y nuestra, nosotros solemnemente encomendamos y consagramos a tu Corazón inmaculado nuestras personas, la Iglesia y la humanidad entera, de manera especial Rusia y Ucrania. Acoge este acto nuestro que realizamos con confianza y amor, haz que cese la guerra, provee al mundo de paz".

Textos de las tres partes del secreto de Fátima en facsímil,
con su transcripción y traducción,
y textos introductorios de la Santa Sede

La tercera parte del secreto de Fátima y la versión acomodaticia de su significado

Fátima..

Fátima en el Año Santo 1974..

"Queremos más a los que nos une el origen, o un trato habitual, o algo semejante, que a los que nos une solamente la sociedad de la naturaleza humana"
(Santo Tomás de Aquino: Suma contra gentes).

Benedicto XV diagnosticó en 2011:
«Está en marcha un cambio cultural, alimentado también por la globalización, por movimientos de pensamiento y por el relativismo imperante, un cambio que lleva a una mentalidad y a un estilo de vida que prescinden del Mensaje evangélico, como si Dios no existiese».
(Benedicto XVI, Mensaje para la Jornada Mundial de las Misiones 2011).

"La civilización del amor debe ser el verdadero punto de llegada de la historia humana" (San Juan Pablo II, 3.11.1991).

."Sólo quienes estén «arraigados y fundados en la caridad» (Ef 3, 17) saben oponerse a la civilización de la muerte y construir, sobre los escombros del odio, del desprecio y de la injusticia, una civilización que tiene su fuente en el Corazón del Salvador".
(San Juan Pablo II, Homilía en la Fiesta del Sagrado Corazón, 11.06.1999. Cristiandad, Barcelona, julio-agosto 1999. Pág. 9
LEER MÁS)

CEC 2818 «En la Oración del Señor, se trata principalmente de la venida final del Reino de Dios por medio del retorno de Cristo (cf Tt 2,13). Pero este deseo no distrae a la Iglesia de su misión en este mundo, más bien la compromete. Porque desde Pentecostés, la venida del Reino es obra del Espíritu del Señor “a fin de santificar todas las cosas llevando a plenitud su obra en el mundo” (cf Plegaria eucarística IV, 118: Misal Romano

Fco. Canals:

La escatología intrahistórica del Padre Orlandis

La teología de la historia del Padre Orlandis, S. I. y el problema del milenarismo
CRISTIANDAD. Marzo-Abril, 1998. Págs. 23-28

Mis recuerdos del padre Orlandis. Acerca de su milenarismo, CRISTIANDAD, mayo-junio de 1999

Mis recuerdos del Padre Orlandis: Pensando hoy su teología de la historia
CRISTIANDAD, nº 861 Abril 2003

Recuerdos y reflexiones actuales sobre la teología de la historia del padre Ramón Orlandis,
...................................... CRISTIANDAD, enero-marzo de 1992, págs. 19 a 23
(Conferencia pronunciada en la clausura de la XXIX Reunión de amigos de la Ciudad Católica.
Poblet, 14 de octubre de 1990. Publicada en
la revista Verbo, núm. 301-302 (1992), págs. 191-201)

La doctrina escatológica del Vaticano II en el Catecismo de la Iglesia católica
CRISTIANDAD, abril-junio 1993

La Iglesia consumada en la escatología intrahistórica de San Buenaventura
CRISTIANDAD, julio-octubre 1983

La salvación viene de los judíos
CRISTIANDAD, diciembre 1965

El reino mesiánico
CRISTIANDAD, diciembre 1969

El culto al Corazón de Cristo ante la problemática de hoy
CRISTIANDAD, enero 1970

Teoría y Praxis en la perspectiva de la dignidad del ser personal 1976

Encuentro con estudiantes (2) Dos textos de Carlos Marx

Sobre la prudencia de los santos El Alcázar 29.VIII.1986 http://canals.orlandis.org/archivos/sobre-la-prudencia-de-los-santos/

Artículos de la fe y conclusiones teológicas

Sobre el sentido de la revolución copernicana

libro Fátima

https://books.google.es/books?id=iHZ0CgAAQBAJ&pg=PT129&dq=rey+de+francia+fatima&hl=es&sa=X&ved=2ahUKEwjEnOLgwLf2AhUDjqQKHbC7CBgQ6AF6BAgGEAI#v=onepage&q=rey%20de%20francia%20fatima&f=false

El Papa Francisco anuncia el 15 03 2022 personalmente en Twiter que consagrará Rusia y Ucrania al Inmaculado Corazón de María el 25 03 2022, fiesta solemne de la Encarnación, en la Basílica de san Pedro

Carta del papa Francisco a todos los obispos del mundo en la que les invita a unirse a la Consagración y les participa del texto de la oración de consagración

Plegaria de la Consagración al Inmaculado Corazón de María del 25 de marzo de 2022
Madre de Dios y nuestra, nosotros solemnemente encomendamos y consagramos a tu Corazón inmaculado nuestras personas, la Iglesia y la humanidad entera, de manera especial Rusia y Ucrania. Acoge este acto nuestro que realizamos con confianza y amor, haz que cese la guerra, provee al mundo de paz.

Carta de los obispos de Ucrania al Papa Francisco del 2 de marzo de 2022 en la que le piden que consagre Ucrania y Rusia al Corazón Inmaculado de María como lo pidió la Virgen en Fátima

Propuesta de textos de la Conferencia del Episcopado de Ucrania para cada día de la Novena de preparación a la consagración de Ucrania y Rusia al Inmaculado Corazón de María del 25 de marzo de 2022

Antecedentes de la consagración de Rusia del 25 03 2022

Preparación de la consagración Rusia del 25 03 2022

La prudencia y sus desviaciones y reducciones
Y la excepción

Lema de los cartujos: «Stat crux dum volvitur orbis», la cruz se mantiene firme mientras el mundo gira

"Lo necio del mundo lo ha escogido Dios para humillar a los sabios, y lo débil del mundo lo ha escogido Dios para humillar lo poderoso. Aún más, ha escogido la gente baja del mundo, lo despreciable, lo que no cuenta, para anular a lo que cuenta, de modo que nadie pueda gloriarse en presencia del Señor. A Él se debe que vosotros estéis en Cristo Jesús, el cual se ha hecho para nosotros sabiduría de parte de Dios, justicia, santificación y redención. Y así —como está escrito—: el que se gloríe, que se gloríe en el Señor".
(I Cor 1,27-31)

Adulescentulus sum ego et contemptus

Si se nos injuria por atenernos a esto, Deo gratias

Agradecimiento de santa Bernadette por sus miserias y esaborisiones (Testamento de santa Bernardita)

La verdadera y perfecta alegría según san Francisco de Asís

La perfecta alegría de santa Teresa del Niño Jesús en la terrible noche oscura del alma
Yo me considero un débil pajarito cubierto únicamente por un ligero plumón. Yo no soy un águila, sólo tengo de águila los ojos y el corazón, pues, a pesar de mi extrema pequeñez, me atrevo a mirar fijamente al Sol divino, al Sol del Amor, y mi corazón siente en sí todas las [5rº] aspiraciones del águila...
...
Es cierto que, a veces, el corazón del pajarito se ve embestido por la tormenta, y no le parece que pueda existir otra cosa que las nubes que le rodean. Esa es la hora de la alegría perfecta para ese pobre y débil ser. ¡Qué dicha para él seguir allí, a pesar de todo, mirando fijamente a la luz invisible que se oculta a su fe...!
(SANTA TERESA del NIÑO JESÚS: Carta a sor María del Sagrado Corazón, 1896, folio 4v y 5r)

La tristeza y la alegría según Dios

El nombre de Jesús, el Verbo hecho carne
La entrada del obispo Munilla en Orihuela el 12.02.2022
"¡JESÚS, JESÚS, JESÚS! Podéis olvidar todo lo que he dicho en esta homilía, menos la invocación del nombre de Jesús, que es el único que puede salvarnos (cfr. Hch 4, 12)". 

"Queremos más a los que nos une el origen, o un trato habitual, o algo semejante, que a los que nos une solamente la sociedad de la naturaleza humana"
(Santo Tomás de Aquino: Suma contra gentes).

Benedicto XV diagnosticó en 2011:
«Está en marcha un cambio cultural, alimentado también por la globalización, por movimientos de pensamiento y por el relativismo imperante, un cambio que lleva a una mentalidad y a un estilo de vida que prescinden del Mensaje evangélico, como si Dios no existiese».
(Benedicto XVI, Mensaje para la Jornada Mundial de las Misiones 2011).

"La civilización del amor debe ser el verdadero punto de llegada de la historia humana" (San Juan Pablo II, 3.11.1991).

."Sólo quienes estén «arraigados y fundados en la caridad» (Ef 3, 17) saben oponerse a la civilización de la muerte y construir, sobre los escombros del odio, del desprecio y de la injusticia, una civilización que tiene su fuente en el Corazón del Salvador".
(San Juan Pablo II, Homilía en la Fiesta del Sagrado Corazón, 11.06.1999. Cristiandad, Barcelona, julio-agosto 1999. Pág. 9
LEER MÁS)

CEC 2818 «En la Oración del Señor, se trata principalmente de la venida final del Reino de Dios por medio del retorno de Cristo (cf Tt 2, 13). Pero este deseo no distrae a la Iglesia de su misión en este mundo, más bien la compromete. Porque desde Pentecostés, la venida del Reino es obra del Espíritu del Señor “a fin de santificar todas las cosas llevando a plenitud su obra en el mundo” (cf Plegaria eucarística IV, 118: Misal Romano

La máxima urgencia para la teología de nuestro tiempo radica, nos parece, en la tarea de fundamentar una interpretación teológica del sentido de la historia. Debemos convencernos en primer lugar que la fuerza desintegradora de los errores sociales de la modernidad anticristiana consiste en aquel su carácter de reducción secularizada, gnóstico-ebionita, de la esperanza mesiánica enunciada por los dos Testamentos.

Ante una humanidad universalmente impulsada por el anhelo de conseguir en la inmanencia y en la historia la plena racionalidad de lo real y el sentido absoluto de la vida, se anunciaría estéril y fragmentariamente el mensaje del Corazón de Cristo, síntesis del evangelio del Reino, si se olvidase su constitutiva inserción en el dinamismo de anhelo y esperanza hacia el reinado del amor de Cristo sobre la universal sociedad humana.

El sensus fidei del pueblo cristiano, sintonizado con la liturgia, la enseñanza del Magisterio, y la doctrina de los grandes apóstoles del Corazón de Cristo, en la línea que se expresó característicamente en la tarea no superada del padre Enrique Ramière, ofrecen las más preciosas posibilidades de anuncio al mundo de hoy del evangelio del Reino de Cristo.

Esta perspectiva exige el más decidido retorno a las fuentes. Hay que anunciar con el lenguaje de la Escritura y de los grandes doctores de la Encarnación, y según la letra y el espíritu de los antiguos concilios, a Jesucristo, el Verbo de Dios encarnado, el Hijo de David, el Rey de Israel, el Hijo de Dios que no asumió naturaleza angélica, sino el linaje de Abraham.

El Corazón que nos patentiza a Dios que es Amor, y cuyo clamor divino y humano, espiritual y sensible, expresa en universalidad concreta el argumento de la historia entera de la humanidad, es el del Hijo del Hombre, en quien Dios Padre ha querido consumar lo prometido a los Patriarcas y Profetas del pueblo que eligió para que en él fuesen bendecidas todas las naciones.

Los que hemos sido admitidos por la gracia de Cristo a la filiación de Abraham y a la dignidad israelítica somos llamados a no ignorar el misterio de la «salvación por los judíos». Es decir, precisamente por la promesa con la que Dios con gratuita misericordia, con independencia de toda obra y mérito humano, con anterioridad a toda justicia por la ley, y con soberana liberalidad frente a la grandeza y sabiduría de los hombres quiso formarse un pueblo según sus designios.

El Israel de Dios de la nueva alianza es también el pueblo de los pobres de Dios, para los que es bueno Yahwe. La satánica deformación ebionita que nutre la más tremenda tentación contemporánea, no podrá, con toda la fuerza de su engaño, sustituir el anhelo de los que confían en el Dios de Israel. De los que «compadecen» el gemido de Aquel cuya tragedia que traspasa los siglos, y por la que es contemporánea de todas las generaciones y protagonista de la historia universal, contiene en sí todos los dolores de la humillación y del sufrimiento, de la opresión y de la injusticia.

El apostolado del Corazón de Cristo Rey, simplemente ejercido en su verdad, no deformado ni minimizado por nuestra incomprensión de los designios del Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, podría tener en sí el signo de «preparación de los caminos del Señor», rectificación de las sendas, por las que se colme todo valle y todo monte y collado se abaje. Porque, ejercido en aquella verdad y autenticidad, tendría más que nunca el sello y el signo del advenimiento del Reino de Dios: «la evangelización de los pobres».

Francisco Canals Vidal El culto al Corazón de Cristo ante la problemática de hoy, CRISTIANDAD, enero 1970, en Cristiandad de Barcelona

«Esperábamos la paz, y este bien no vino; el tiempo de la curación, y he aquí el terror» [Jer 8,15 y Jer 14,19].

Aportaciones urgentes

La máxima urgencia para la teología de nuestro tiempo radica, nos parece, en la tarea de fundamentar una interpretación teológica del sentido de la historia. Debemos convencernos en primer lugar que la fuerza desintegradora de los errores sociales de la modernidad anticristiana consiste en aquel su carácter de reducción secularizada, gnóstico-ebionita, de la esperanza mesiánica enunciada por los dos Testamentos.
(Canals, El culto al Corazón de Cristo ante la problemática de hoy, CRISTIANDAD, enero 1970)

«Uno de los acontecimientos revelados como futuros en la Sagrada Escritura es la aparición en su tiempo del hombre llamado del pecado, del Anticristo, supremo perseguidor de la Iglesia. En los tiempos de fe más viva preocupaba hondamente este hecho profetizado; ahora casi ha desaparecido del cuadro de las preocupaciones humanas».
(R. Orlandis, SJ:
Advertencia previa, 1 de mayo de 1945)

"Después de muchos años de estudio personal del tema -en el que fui estimulado y aconsejado después de la muerte del Padre Orlandis, por el Padre Francisco de Paula Solá, que participaba, con el Padre Francisco Segarra S.I., de las convicciones del Padre Rovira- no puedo menos de decir francamente que me parece que, por la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica en 11 de octubre de 1992, se ha entrado en aquella etapa de renovación de la escatología de la que hablaba en 1976 el entonces Cardenal Arzobispo de Cracovia Karol Wojtyla ante Pablo VI.
La escatología de «la culminación del Reino en la tierra» y del «cumplimiento de las esperanzas de Israel en el Segundo Advenimiento» (Cat., 671 y 674) parece mejor explicada por las interpretaciones del Padre Rovira y del Padre Orlandis: a la conversión del pueblo judío se une como algo inseparable
la unidad de todos los hombres, que con una sola voz y hombro con hombro adorarán al Dios de Israel (Con. Vaticano II. Nostra aetate, 4)".
Fco. Canals,
Mis recuerdos del padre Orlandis. Acerca de su milenarismo, CRISTIANDAD, mayo-junio de 1999

"La conversión de Israel «que la Iglesia espera con los profetas y el Apóstol» (Conc. Vaticano II, Nostra aetate,4) no se dará sino después del derribo del imperio del Anticristo. Porque el pueblo de Israel como pueblo recibirá aquel imperio anticristiano y antiteístico como si en él se realizasen sus esperanzas mesiánicas, las que no habían querido reconocer en Cristo. Tal era la interpretación tradicional de las palabras de Jesús en el Evangelio de San Juan: «Yo he venido en nombre de mi Padre y no me habéis recibido. Otro vendrá en su propio nombre y a éste le recibiréis» (Jn 5, 43).
Fco. Canals,
Mis recuerdos del padre Orlandis. Acerca de su milenarismo, CRISTIANDAD, mayo-junio de 1999.

"Supuesto que la ruina del imperio del Anticristo no se obrará sino por la «epifanía del Advenimiento del Señor» (II Tes 2, 8) y supuesto también que no se darán tres advenimientos, este advenimiento segundo por el que cesa el imperio del Anticristo en el mundo es aquel por el que Jesucristo viene de nuevo con gloria para juzgar, es decir para reinar en el mundo.
Fco. Canals,
Mis recuerdos del padre Orlandis. Acerca de su milenarismo, CRISTIANDAD, mayo-junio de 1999

"El Padre Orlandis entendía que el milenarismo prohibido, incluso en su forma mitigada por el decreto del Santo Oficio de 21 de julio de 1944, hubiera podido ser condenado formalmente como herético. Porque el milenarismo propiamente dicho entendía la segunda venida y el Reino de Cristo en la tierra en la perspectiva de la «visibilidad» del Rey, es decir, interpretando la segunda venida como una vuelta triunfante del Señor a estar visiblemente presente en el mundo: no en cuerpo glorioso, como consta por las Sagradas Escrituras que estuvo en los días desde la resurrección a la ascensión a los cielos, sino con una corporeidad visible empíricamente, del mismo tipo que la que quiso tener desde su nacimiento a su muerte en la cruz.
Con esta «visibilidad» del Rey estaba conexa en el pensamiento de los antiguos milenaristas -«herederos del error judío» según San Jerónimo, y «que rechazaban el vino celeste y no querían ser sino agua secular», según San Ireneo-,
una comprensión del Reino en el horizonte terreno y mundano que llevó a los dirigentes del pueblo judío al desconocimiento de la salvación que traía a este mundo el Hijo de Dios encarnado.
Fco. Canals,
Mis recuerdos del padre Orlandis. Acerca de su milenarismo, CRISTIANDAD, mayo-junio de 1999.


"Supuesto que la ruina del imperio del Anticristo no se obrará sino por la «epifanía del Advenimiento del Señor» (II Tes 2, 8) y supuesto también que no se darán tres advenimientos, este advenimiento segundo por el que cesa el imperio del Anticristo en el mundo es aquel por el que Jesucristo viene de nuevo con gloria para juzgar, es decir para reinar en el mundo.

De él habla así San Luis María Grignion de Montfort:

«Así como por María vino Dios al mundo la vez primera en humildad y anonadamiento, ¿no podría también decirse que por María vendrá la segunda vez, como toda la Iglesia le espera, para reinar en todas partes y juzgar a los vivos y a los muertos? ¿Cómo y cuándo, quién lo sabe? Pero, yo bien sé que Dios, cuyos pensamientos se apartan de los nuestros más que el cielo de la tierra, vendrá en el tiempo y modo menos esperado de los hombres, aún de los más sabios y entendidos en la Escritura, que está en este punto muy oscura».

«Al fin de los tiempos, y tal vez más pronto de lo que se piensa… esta Divina Soberana hará grandes maravillas en la tierra para destruir en ella el pecado y establecer el reinado de Jesucristo, su hijo, sobre el corrompido mundo» («El secreto de María», núm. 57).

El Catecismo nos dice ahora que «el Reino de Cristo, presente ya en su Iglesia, no ha llegado todavía a su culminación, por el advenimiento del Rey a la tierra»". (Catecismo, núm. 671).

Fco. Canals, Mis recuerdos del padre Orlandis. Acerca de su milenarismo, CRISTIANDAD, mayo-junio de 1999

"El Padre Orlandis citaba a Knabenbauer -que seguía a Cornelio a Lapide en este punto-: «derribado el imperio del Anticristo, la Iglesia reinará en todas partes, y se hará tanto de los judíos como de los gentiles un solo rebaño y un solo pastor»".
Fco. Canals,
Mis recuerdos del padre Orlandis. Acerca de su milenarismo, CRISTIANDAD, mayo-junio de 1999


El Padre Orlandis había dicho en 25 de octubre 1942, en una serie de conferencias orientadoras de la tarea de los socios de Schola Cordis Iesu, que estaban formando el propósito de fundar la revista Cristiandad:

«Tenemos por cierto que Jesucristo centra en la devoción al Sagrado Corazón el remedio social del mundo actual y que como consecuencia del triunfo de esta devoción ha de venir la época profetizada de paz y prosperidad en la Iglesia, coincidente con el reinado social de Jesucristo».

[Sï, la consecuencia, sí; pero la causa de ese triunfo será la Parusía con la que será derribado y cesará el imperio del Anticristo
y con la que se iniciará
la extraordinaria efusión de gracia que iniciará Jesús, el Verbo hecho carne, con Su segunda venida]

En la misma revista, en un artículo publicado el 1 de abril de 1947 escribía:

«A quienquiera que haya leído con atención siquiera mediana los números de Cristiandad publicados hasta ahora le habrá debido de entrar por los ojos la expresión insistente de una idea, la reiteración incesante de una esperanza: la idea de la Realeza de Cristo, la esperanza de una realización del Reinado de Cristo sobre la tierra con una perfección mayor que la que ha alcanzado hasta ahora».

A esta convicción cierta llamaba el Padre Orlandis el optimismo nuclear, del que sostenía que «habrían de participar lodos los cristianos» (ibídem). De él distinguía el sistema desarrollado por el Padre Enrique Ramière, y su propio pensamiento en el campo de la Teología de la Historia, al que aludía como «mi sistema».

Fco. Canals, Mis recuerdos del padre Orlandis. Acerca de su milenarismo, CRISTIANDAD, mayo-junio de 1999

"La historia va hacia la humanidad unida en Cristo"
LO QUE APORTA LA IGLESIA: "Conformar la historia humana con el orden divino"