...Textos...Artículos...INDEX

Nuestra Señora del Rosario y de la Victoria de Lepanto

La Virgen de la Victoria, regalada por S. Pío V a Luis de Requesens, quedó en la iglesia conventual que D. Luis de Requesens mandó construir en la localidad madrileña de Villarejo de Salvanés en acción de gracias por haber salido con bien de la batalla naval de Lepanto.

Cuando en 1571 el Papa San Pío V organizó la Liga Santa frente a los turcos mahometanos, encargó a Don Juan de Austria que dirigiera la Armada aliada. Felipe II propuso a Luis de Requesens, Comendador Mayor de Castilla de la Orden de Santiago, como Vicealmirante y apoyo de Juan de Austria que tenía veinticuatro años.
Luis de Requesens, natural de Barcelona, tenía su sede como Comendador Mayor en Villarejo de Salvanés y había sido embajador de España ante la Santa Sede. Tras la batalla de Lepanto, era tanta su gratitud a la Santísima Virgen María, cuya imagen llevaba él en la proa de su barco, que pidió al Papa San Pío V la concesión de erigir un convento en Villarejo de Salvanés y entronizar allí una imagen de la Virgen que, según la tradición, le regaló el mismo Papa. El convento fue confiado a los franciscanos y la imagen de la Virgen lleva el nombre de Nuestra Señora la Virgen de la Victoria de Lepanto.

Por su parte, Don Juan de Austria llevaba en su Galera Real un crucifijo, el apreciadísimo Cristo de Lepanto que se venera en la catedral de Barcelona.

El año pasado, el obispo de Alcalá de Henares, en cuya diócesis está Salvanés, Mons. Reig-Pla, convocó un Año Jubilar, otorgado por el Papa, por el 450 Aniversario de la batalla de Lepanto.

En la Carta Pastoral Monstra te esse Matrem, D. Juan Antonio expuso que España, sin lugar a dudas, ha sido un campo a conquistar respecto a la secularización y un laboratorio donde ensayar la deconstrucción antropológica, la ideología de género, su derivación en la teoría queer, etc., que después se ha llevado a Hispanoamérica.



El Santo Padre concedió Indulgencia Plenaria con las disposiciones acostumbradas para el Año Jubilar, que concluye el 20 de noviembre de este año 2021.

Imágenes del Cristo de Lepanto y de la Virgen de la Victoria en Villarejo de Salvanés